23 de enero de 2015

Minicupcakes Red Velvet

Aquí tenéis la receta (30 raciones). Para el bizcocho necesitaréis:
-  150gr de harina
- 150gr de azúcar glas
- media cucharadita de sal
- 75gr de mantequilla
- 4gr de azúcar
- 120ml de suero de leche: se hace mezclando 115ml de leche y una cucharada de vinagre (reposar 10 min)
- 1 huevo
- 1 cucharadita de levadura
- 1 cucharadita de bicarbonato
- 1 cucharadita de vinagre
- 1 cucharada grande de cacao en polvo (yo uso el Valor)
- 1 cucharada grande de colorante en gel rojo

Para la crema de queso:
- 300gr de azúcar glas
- 125gr de queso philadelphia
- 50gr de mantequilla
Preparamos primero la crema de queso ya que la dejaremos reposando en la nevera. Deshacemos la mantequilla que ha estado a temperatura ambiente. La mezclamos con el azúcar glas y cuando esté integrada añadimos el queso. Cuando esté todo bien mezclado y coja consistencia de crema, lo metemos en la nevera.

Pasamos al bizcocho, volvemos a deshacer la mantequilla y añadimos el azúcar glas. Añadimos después el huevo y mezclamos bien. por último añadimos el azúcar. En un bol aparte mezclamos la harina con el cacao y la levadura. Es mejor si tamizamos la mezcla (consiste en pasarlo por un colador para que no haya apelmazamientos y la mezcla quede con consistencia de polvo). Añadimos la sal.
En un vasito mezclar el suero de leche (que previamente hemos preparado) con la cucharada de colorante. Hay que remover bien hasta que se deshaga todo el colorante, si no os gusta el color que coje y queréis darle un tono de rojo más fuerte podéis añadir más colorante. Tened en cuenta que aunque se vea muy intenso el rojo después siempre pierde un poco de color. 
Ahora solo hay que ir mezclando poco a poco las tres mezclas, yo suelo añadir la mitad de la mezcla seca (la de la harina y levadura) a la primera mezcla (la del azúcar y el huevo) y cuando ya está bien integrado le introduzco la mitad de la mezcla del colorante. Después vuelvo a mezclar lo que quedaba de la mezcla seca y lo que queda de la del colorante.
Ahora solo nos queda añadir la cucharadita de vinagre mezclado con la cucharadita de bicarbonato a la mezcla. No os asustéis si el bicarbonato empieza a hacer burbujas, es normal. 
Y ya lo tenéis! solo queda ir rellenando con la masa los papelitos para el cupcake y lo ponéis al horno. El tiempo del horno no os lo puedo decir porque depende mucho de cada horno. Solo hay que ir vigilándolo y cuando penséis que ya puede estar haceis la prueba del palito. Si sale seco ya están listos.

Cuando ya estén hechos hay que dejarlos enfriar para poner la cobertura. A la hora de ponerla depende de la creatividad de cada uno. Yo uso la manga pastelera y voy haciendo un círculo encima del cupcake hasta cubrir toda la superficie. Si no queréis usar la manga también podéis taparlos con ayuda de una espátula y darle una forma bonita. Y ¡¡a disfrutarlos!!

Nos vemos en el próximo post, besazos!!