7 de septiembre de 2015

Room Decor

El post de hoy no va de nada relacionado con bodas, va sobre uno de mis hobbys que hace relativamente poco he descubierto que me fascina: reciclar muebles. Me encanta aprovechar muebles antiguos y hacerles un lavado de cara para que parezcan más modernos sin tener que gastar mucho. Este hobby lo descubrí cuando me independicé, me fuí a vivir a una casa que tenia algunos muebles antiguos y que a mí no me gustaban mucho, pero pensé que antes de cambiarlos por otros quizás podía darles una capa de pintura y ahorrarme el dinero de unos nuevos. Hay cosas que cuando las restauras cambian por completo y quedan preciosas. De repente me ví con un montón de ideas para varios detalles de la casa que me parecían un poco clásicos y que podía modernizar. El único inconveniente era el tiempo...asi que me prometí que en mis vacaciones lo haría y la verdad que disfruté mucho haciéndolo.

Lo que os voy a enseñar en este post es algo muy sencillo que podéis hacer cualquiera en casa. Yo tenía en la pared una caja decorativa que ocultaba el cuadro de luces. A mí personalmente no me gustaba mucho y como no encontré en tiendas algo de mi gusto, decidí hacerlo yo misma.
Materiales:
-pintura para madera (yo escogí una gris)
-rodillo para madera
-bandeja para pintura
-periódicos viejos (para no manchar la superfície donde pintemos)
-cinta de carrocero





La pintura que yo escogí


Mi caja decorativa era como esta, con sus dos puertecitas y una foto a cada lado.

Lo primero que hice fué tapar con la cinta de carrocero las imágenes para no mancharlas con pintura al pasar el rodillo por los bordes. Y por supuesto llené la mesa de trabajo de papeles de periódico. A partir de ahí vertí un poco de pintura sobre la bandeja de plástico y con el rodillo bien empapado lo pasé por todo el mueble y lo dejé secar un dia.


Al día siguiente quité la cinta de carrocero. Con el cambio de pintura el mueble ya parece otro, pero además, como podéis observar en la foto de arriba, el mío llevaba un sistema como en los marcos de fotos y podía cambiar la imagen que aparecía. Así que como soy una amante de los paisajes y de los viajes, me imprimí dos fotografias de Nueva York (para ir abriendo boca, que siempre he querido ir y aún no me ha sido posible!). Y este es el resultado final.


Disfruté mucho pintando este cajón y ya tengo en mente algún proyecto más, así que si os ha gustado estad atentos, porque os aseguro que no va a ser el único post deco que publique...

Nos vemos en el próximo post, besazos!!